LOS 7 HáBITOS QUE LOS EXPERTOS RECOMIENDAN PARA ENVEJECER DE MANERA SALUDABLE

Ojalá tuviéramos el secreto de la eterna juventud. Mientras eso llega, nos tenemos que conformar con recurrir a los expertos en la materia para lograr un envejecimiento más saludable. No hacen falta grandes sacrificios; pequeños cambios en nuestro estilo de vida pueden darnos grandes resultados en nuestro objetivo, tal y como demuestran los expertos en la materia.

No es ningún secreto que algunos de los consejos que los expertos comparten ya son viejos conocidos: no fumar, no excederse con el alcohol, llevar una alimentación saludable y tener un estilo de vida más activo. Tras muchos años de investigación, Allison Aiello, profesora de Epidemiología de Longevidad Saludable en la Universidad de Columbia, y John Beard, director del Centro Internacional de Longevidad de la Universidad de Columbia, han dado con los 7 hábitos que nos ayudarán a envejecer mejor.

Los pequeños cambios en nuestra rutina nos pueden servir para envejecer mejor. (Pexels /Marcus Aurelius)

Uno de los más importantes es el ejercicio; el sedentarismo es el enemigo número uno de nuestra salud. En este sentido, Aiello deja claro que la actividad física es fundamental dentro de su rutina. No hace falta pasar de 0 a 100; debemos empezar poco a poco e ir aumentando la intensidad. Lo que sí es significativo es que alguno de tus entrenamientos sea de fuerza, ya que, según la experta, es ideal para prevenir la fragilidad de huesos y la pérdida de masa muscular que aparece en la vejez.

John Beard va un poco más allá. El experto recomienda los entrenamientos en intervalos de alta intensidad, conocidos como HIIT. Según su propia experiencia, esta rutina le ha servido para mantener una buena masa muscular y una excelente forma física. Esto es muy importante puesto que, con el paso de los años, es normal que la masa muscular disminuya.

Según los expertos los entrenamientos de alta intensidad son de gran ayuda. (Pexels / Anna Shvets)

Siguiendo con el orden natural, llega el momento de hablar de la alimentación. Según Beard, debemos apostar por incluir más vegetales en nuestra dieta y reducir el consumo de carne, especialmente la carne roja. Una buena opción es cambiar esta última por el pescado, siempre que consumamos mayor cantidad de verduras.

La profesora Aiello da un consejo extra sobre nuestra dieta. Debemos tomar más bayas y sustituir las grasas animales por grasas vegetales, como el aceite de oliva o los aguacates. Aunque, como nos recuerdan desde la Fundación Española del Corazón, no dejan de tener un aporte calórico alto, por lo que debemos consumirlas con moderación.

Incorpora más vegetales a tu alimentación diaria. (Pexels / Olena Bohovyk)

Ahora que tenemos claro que la comida y el ejercicio son dos pilares fundamentales, vamos con un consejo que nos puede ser de mucha ayuda, sobre todo en estos tiempos en los que el estrés es el rey del día a día. No es ningún secreto de Estado; se trata de la meditación. Según expertos de la Universidad de California en San Francisco, meditar con frecuencia puede ayudar a contrarrestar el daño del ADN que se produce con el envejecimiento.

Por otro lado, nos encontramos con las relaciones sociales. Para Allison Aiello es importante mantener una vida social activa, ya que esto nos ayudará a aumentar nuestra esperanza de vida y reducir el riesgo de padecer enfermedades. La profesora lo pone en práctica al menos una vez por semana. "Las investigaciones han demostrado que las conexiones sociales protegen la longevidad", afirma Aiello.

Tener una vida social activa nos ayuda a envejecer de forma saludable. (Pexels / Matt Barnard)

Por último, pero no menos importante, está el sueño, especialmente nuestras rutinas. Mantener horarios constantes tiene un gran impacto en nuestro proceso de envejecimiento. Una de las áreas en las que más lo vamos a notar es en la pérdida de memoria, que se asocia a esta etapa de la vida.

Según el profesor Charan Ranganath, uno de los neurocientíficos más importantes dentro del estudio de la memoria, "El cerebro cuenta con un sistema que drena las toxinas que se acumulan en él, incluida la proteína amiloide, implicada en el Alzheimer. Este sistema se pone en marcha durante la noche", aclara Ranganath. Por ello, es crucial mantener una buena calidad de sueño.

El descanso es importante para prevenir la pérdida de memoria. (Pexels / Andrea Piacquadio)

Y hasta aquí los consejos que nos dan los expertos sobre hábitos que pueden influir en nuestra longevidad. Eso sí, debemos tomarlos siempre con precaución, ya que son algo generales y no se adaptan a las necesidades personales de cada uno. Por ello, os recomendamos que antes de cambiar vuestras rutinas, acudáis al médico para que os dé la información más adecuada según vuestro historial de salud.

2024-07-10T03:17:06Z dg43tfdfdgfd