PREGUNTAS QUE DUELEN, PERO QUE DEBES HACERTE PARA SER UNA MEJOR PERSONA

Te queremos proponer un gran ejercicio de autoconocimiento, se llama: preguntas que duelen, pero que debo de hacerme a mí misma, ¿te atreves a intentarlo?

Generalmente, solemos evitar todo aquello que nos cause dolor o incomodidad, pero el hacerlo con nuestras propias emociones puede ser uno de los mayores errores que podremos cometer en la vida. Descubre por qué el confrontarte a ti misma te ayudará a conocer tu mejor versión.

¿Por qué es tan importante hacernos preguntas dolorosas?

El miedo que sentimos al mostrar nuestra vulnerabilidad nos hace creer que al abordar ese lado de nosotras abrirá la caja de pandora de inseguridades y debilidad, pero en realidad es todo lo contrario. Al afrontar nuestros mayores demonios podemos trabajar en ellos de forma más efectiva, ya que de no hacerlo y solo evadirlos, eso que tanto queremos ocultar se hará cada vez más grande en nuestro interior, hasta que en algún punto…. Explote.

Te invitamos a ver este ejercicio como una gran oportunidad de tener una mejor salud mental y emocional, ósea, que al sacar esos sentimientos o ideas que tanto reprimes, podrás sacarlos de tu sistema de forma asertiva.

Preguntas que duelen, pero que debes hacerte para crecer

Este ejercicio, que es sumamente recomendado por los expertos en salud mental, fue inventado por el psicólogo y filosofo alemán Wilhelm Wundt, quien por cierto es considerado el padre de la psicología científica. De acuerdo a su teoría, el hacernos preguntas dolorosas nos facilita el poder profundizar en nuestros pensamientos, emociones y reacciones al mundo nos rodea.

  • ¿Por qué no empezar hoy mismo?
  • ¿Qué estoy dejando de hacer por miedo?
  • Qué es más importante para mi… ¿Qué los demás me quieran, me admiren o mi amor propio?
  • ¿Qué diferencia hay entre mi “yo público” y mi “yo privado”?
  • ¿Me estoy esforzando en cumplir expectativas ajenas?
  • ¿Estoy idealizando a alguien?
  • ¿Creo que estoy cayendo en algún comportamiento que es negativo para mi?, ¿Por qué?
  • ¿Hay alguien que no me valora, pero a quién me cuesta dejar?
  • ¿Creo que hay algún que hice en mi pasado que aún no he resuelto?
  • ¿Me quiero y me respeto como merezco de verdad?
  • ¿Se realmente cómo cuidar de mi misma?
  • ¿Estoy culpando a los demás de cosas que son mi responsabilidad?
  • ¿Estoy trabajando en mis sueños y metas o espero un golpe de suerte?
  • ¿Manejo mis emociones o me dejo llevar por ellas?

La recomendación para trabajar en estas preguntas que duelen de forma correcta es de dos formas, una es escribiéndolas en un diario personal para así ver materializados tus sentimientos y la segunda forma para complementar este ejercicio de introspección es cuestionándotelas en voz alta y respondiéndolas de la misma forma, verás como al hacerlo así podrás conocerte mucho mejor. Tomar esas debilidades para transformarlas en fortalezas.

2023-05-25T23:03:33Z dg43tfdfdgfd