CóMO CONTROLAR SU ACTIVIDAD FíSICA DE FORMA INTELIGENTE

No tiene discusión: entre moverse y no moverse, muévete. Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrecen información de la frecuencia, volumen e intensidad apropiadas para cada etapa de la vida. Lo más importante es que todo movimiento, realizado a lo largo del día, cuenta. Con lo que si hay que elegir entre conducta sedentaria y conducta activa, la respuesta es obvia.

Las recomendaciones de actividad física no solo incluyen las sesiones programadas de ejercicio para mejorar, desarrollar o mantener nuestra forma física, sino toda actividad que implique un gasto energético por encima del metabolismo basal. Por lo tanto, la actividad física engloba a todas las acciones que se efectúan dentro de nuestra vida diaria, como los desplazamientos activos al colegio o trabajo, subir escaleras en vez de un ascensor, ir andando a la compra, etc. Y todo, como se ha comentado, cuenta en el reto de conseguir las recomendaciones de actividad física.

A esto se une que la tecnología no ha parado de evolucionar a lo largo de los años y esto se ha extrapolado, como no podía ser de otra manera, a dispositivos que miden la actividad física que se realiza a lo largo del día. Entre ellos, están las pulseras de actividad y los relojes inteligentes, los cuales utilizan sensores que pueden ser podómetros (solo miden pasos) y/o acelerómetros (miden la aceleración). Actualmente, las pulseras de actividad son las más empleadas por el público no especializado, debido a su operatividad, tamaño y precio.

Uno de los criterios más seguidos es el número de pasos. Se ha establecido un volumen de 10.000 pasos diarios para fijar lo que es una actividad física saludable en adultos (y hasta 13.000 pasos en niños). Es importante destacar que este dato solo hace referencia a la cantidad de movimiento y no al grado del esfuerzo que requiere esa actividad física; y este último aspecto también es fundamental para poder evaluar un beneficio saludable.

No obstante, lo que sí es cierto es que el uso de pulseras de actividad física parece contribuir a la motivación por la práctica de actividad física. De esta forma, la elección de la pulsera de actividad física estará motivada por diferentes factores. Esta tabla comparativa muestra las principales diferencias de características y funcionalidades entre los modelos más vendidos en la actualidad:

Marca y modeloTamaño de pantallaDuración de bateríaOtras funciones
Amazfit Bip 31,69 pulgadasHasta 14 días

-Nivel de estrés

-Resistente al agua

-Respiración profunda

-Registro de periodo menstrual

-Sistema de evaluación de salud

Fitbit Charge 51,6 pulgadasHasta 7 días

-Electrocardiograma

-Frecuencia respiratoria

-Gestión del estrés

-Nivel de recuperación

-Salud menstrual

-Resistente agua

-Variabilidad de frecuencia cardiaca

Garmin Vivosmart 40,75 pulgadasHasta 7 días

-Control de recuperación

-Variabilidad de frecuencia cardiaca

-Resistente al agua

-Respiración profunda

Huawei Band 71,47 pulgadasHasta 14 días

-Control de carga de entrenamiento

-Nivel de estrés

-Resistente al agua

-Respiración profunda

Samsung

Galaxy Fit2

1,1 pulgadasHasta 21 días

-Nivel de estrés

-Resistente al agua

-Respiración profunda

Xiaomi Smart Band 71,62 pulgadasMás de 14 días

-Control de carga de entrenamiento

-Índice de actividad personal

-Nivel de estrés

-Resistente al agua

-Respiración profunda

-Salud femenina

Todas ellas cuentan los pasos y controlan distintos tipos de actividad física, tienen GPS, miden la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno y registran el sueño. La tecnología puede ayudarnos a un control de nuestra actividad física de una forma más objetiva. Así que... ¡actívese y contrólese!

ENFÓRMATE es el espacio de EL PAÍS SALUD donde hablaremos de aquellos aspectos relacionados con la actividad física, el deporte y la salud física y mental. La actividad física y el deporte forman parte de la cultura de todas las civilizaciones y juegan un papel fundamental en la salud de la sociedad a todos los niveles, tanto física como mental, en todas las edades, desde la infancia a la vejez, tanto en hombres como en mujeres. Desde las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte se ha tratado de avanzar en el conocimiento científico sobre la importancia del movimiento y el ejercicio físico sobre el cuerpo, así como los procesos que explican por qué se producen ciertas adaptaciones, modificaciones o cambios a diferentes niveles (fisiológicos, anatómicos, motrices, emocionales o cognitivos). Por todo ello, este espacio persigue buscar las explicaciones científicas que fundamenten y justifiquen los motivos tan beneficiosos de la actividad física y del deporte. Asimismo, se tratará de discutir y rebatir ciertos mitos o falsas creencias existentes en la sociedad sobre temas específicos del ejercicio físico y la salud.

Puedes seguir a EL PAÍS Salud y Bienestar en Facebook, Twitter e Instagram.

2023-05-25T12:18:57Z dg43tfdfdgfd